jueves, julio 30, 2009

de imaginacion e inocencia

Ayer venía manejando, saliendo de la oficina y de camino a casa. En cierta parte del trayecto, en un semáforo, sucedió algo muy gracioso:

En el auto que estaba frente al mío, esperando para poder avanzar, un Chevy, dos niños de unos 6 y 7 años jugaban con una pistola de plástico. Era una pistola de esas que parecen espaciales, y solo tenían una, por lo que tenían que turnarse para disparar rayos imaginarios al aire. ¿Me pregunto si podían sentir el calor en el aire que dejaba cada rayo disparado?... El caso es que en cierto momento, casi sin darse cuenta, la niña (porque había una niña) miró hacia atrás (hacia donde me encontraba) y disparó uno de sus rayos mortales. En una fracción de segundo, mi cuerpo rebotó sobre mi asiento a causa del impacto del arma sobre mi pecho, y di varios golpes más antes de caer sobre mos rodillas.

Los niños estaban atónitos y miraban casi sin poder creer en dirección mía. Cuando finalmente me levanté, eché a reirme a carcajadas y los niños también lo hicieron. ¿Recuerdan aquel anuncio de xbox? Pues fue casi identico.

Me quedé pensando en que muchos niños no creen que un adulto pueda divertirse con la misma inocencia, tal vez porque no nos damos la oportunidad de hacerlo, o, cuando lo hacemos, lo hacemos a escondidas...

Les dejo el video para que se den una idea:



.

1 comentario:

  1. jajajaja, que padre! Que lindo que jugaras con los ninios, espero estes bien, y que estes logrando tus metas!

    ResponderEliminar

Se que es muy molesto esto de la verificación de comentarios, pero ya estoy cansado de tanto spam :(

CUENTOS, LIBROS Y OTRAS ANÉCDOTAS

Comencé este blog en el 2005, a manera de entretenimiento. Al principio no sabía que es lo que quería escribir, pero pronto descubrí mi afición por las historias cortas. Un día, el primer “Cuento Fúnebre” vio la luz. Disfruté tras escribir cada cuento y me prometí que algún día escribiría un libro. Ahora es ese día.

Si te han gustado mis historias y reflexiones, te invito a conocer un nuevo sitio Web que he estado preparando. Uno en donde, además de continuar escribiendo mis cosas, comentaré mi progreso en los diferentes proyectos que me he propuesto.

eduardoferron.com