domingo, mayo 03, 2009

reflexiones sobre el amor

Hace algunos días, alguien me preguntaba sobre el amor. Este, en realidad, es un tema muy complicado. Tan polémico como hablar sobre la existencia de Dios.

Hay quienes lo pintan de verde y hay quienes lo hacen de azul, rojo, morado, etc. Hay quienes piensan que es un sentimiento, otros una emoción. Algún tiempo pensé que se trataba de un estado del alma, pero pronto eso se desvaneció. Hablar de la existencia y forma del amor, es casi tan difícil como intentar describir la textura del viento, el color de un pétalo de una flor, la emoción del primer beso y muchas otras cosas más.

El amor es una fuerza, dirán otros, que te obliga a seguir adelante. El amor es una obsesión. El amor es el espíritu mismo del ser humano. El amor es la ilusión convertida en sentimiento. El amor es una fuente que te llena el ser y te ayuda a andar. El amor es un compañero que contigo ha de caminar. Y muchas otras cosas más.

El amor es la razón de estar con una persona, me dirán. El amor lo puede todo. El amor rompe fronteras, destruye imposibles, crea puentes que unen familias. El amor es Dios.

Y podría seguir diciendo más y más cosas, que he escuchado, que he pensado o qué sé yo. No es mi intensión decirles lo que es, por si esas palabras esperas encontrar; por lo que aún estás a tiempo de dejar de leer este post.



Sea lo que sea, ha sido un arma que la humanidad ha empuñado hacia el frente, haciéndose camino ante la adversidad. Le ha puesto al nivel de cualquier deidad que sean capaces de crear o descubrir. Le ha considerado una espada, que Escálibur misma habría de envidiar.

Tabién ha sido por Amor que se han librado guerras, se han escrito libros, se han manchado nombres, honor y reputación; se le ha puesto como la razón de la existencia del hombre, como un tesoro que todo mundo debe encontrar.

Y no está del todo mal.

El problema es que el Amor no es lo que creemos, lo que pensmos, lo que deseamos. El amor es siempre algo más. Le ponemos como excusa, como pretexto para llevar a cabo nuestras vidas o para conseguir lo que deseamos. Le ponemos como razón de nuestra tristeza o felicidad. Le ponemos como razón de ser o existir.

Hace algún tiempo les dije que el amor no basta para vivir una vida. Que no es la razón de vivir una vida. Que el amor no es suficiente. Pero estaba mal. Me equivoqué, porque ignoré lo más importante. El amor por uno mismo.

No estoy hablando aquí del orgullo, del ego, de la autofascinación u otra cosa más. Estoy hablando de la capacidad de amarnos a nosotros mismos, sobre todas las cosas que hay.

El punto al que quiero llegar es, si crees en el amor, primero debes descubrir ese amor que sientes por tí. Debes aprender cuanto amor puede uno tenerse así mismo, antes de poder comprender siquiera lo que es capaz de hacer por otra persona más.

Aquellos que no son capaces de querese, de amarse, no serán capaces de hacerlo por alquien más.

Así que les propongo lo siguiente: antes de intentar definir Amor, antes de intentar siquiera sentirlo por alguien más, dense la oportunidad de aprender a amarse a sí mismos, a descubrirse, a quererse, a inventarse.

Este debe ser el primer paso. No es el único, pero sí el más importante.

.

1 comentario:

  1. Sabes permiteme felicitarte por lo que has escrito, a mi parecer, estas dando a entender que somos unos ignorantes en lo que respecta al amor, y solo comensaremos a entenderlo, cuando emprendamos el desafio de amarnos a nosotros mismos, eh ahi el primer paso para emprender este viaje.

    ResponderEliminar

Se que es muy molesto esto de la verificación de comentarios, pero ya estoy cansado de tanto spam :(

CUENTOS, LIBROS Y OTRAS ANÉCDOTAS

Comencé este blog en el 2005, a manera de entretenimiento. Al principio no sabía que es lo que quería escribir, pero pronto descubrí mi afición por las historias cortas. Un día, el primer “Cuento Fúnebre” vio la luz. Disfruté tras escribir cada cuento y me prometí que algún día escribiría un libro. Ahora es ese día.

Si te han gustado mis historias y reflexiones, te invito a conocer un nuevo sitio Web que he estado preparando. Uno en donde, además de continuar escribiendo mis cosas, comentaré mi progreso en los diferentes proyectos que me he propuesto.

eduardoferron.com