jueves, marzo 12, 2009

la niña que vino y se fue

Hace una semana, una perrita de tipo eléctrica llegó a nuestro hogar. Estaba temblando y se ocultaba bajo el coche de Say. Mi instinto me dijo que lo que sucedía es que estaba muriendo de hambre...

Saqué el bote de croquetas de Max y la niña se atascó la barriga. Así transcurrieron varios días más, y la amiga se fortaleció y comenzó a ladrar y correr y jugar. Ya no se alejaba mucho de la casa y la protegía de cualquier visita.

Debo confesar que sentía mucha simpatía por esta amiga y me causó un gran dolor el haberla entregado, el día de hoy, a un albergue para perros. Cuando estabamos camino al albergue, la amiga no dejaba de jugar y lamerme las manos...

La razón: simplemente, no podíamos tenerla. Por un lado, porque con Max nos basta, es muy destructor y ella comezaba ha hacer de las suyas en el jardín. Por otro, no dejaba en paz a Say y le ensuciaba la ropa en las mañanas camino al trabajo. Chacho dejó de salir al jardín y ni se diga de sacar a Max a pasear...

Sin embargo, me siento tan mal... De alguna manera, siento que la defraudé...

.

2 comentarios:

  1. Maek, si la llevaste a la ADAY ahí correrá mejor suerte que en la calle donde la pueden atropellar, hiciste lo correcto

    ResponderEliminar
  2. es mejor asi, aunque antes de hacerlo, hubieras preguntado por estos lares si alguien la queria adoptar... un perro es el mejor amigo, lo puedes patear, lo puedes tratar mal, pero una vez que te ganes su aprecio alli estará

    ResponderEliminar

Se que es muy molesto esto de la verificación de comentarios, pero ya estoy cansado de tanto spam :(

CUENTOS, LIBROS Y OTRAS ANÉCDOTAS

Comencé este blog en el 2005, a manera de entretenimiento. Al principio no sabía que es lo que quería escribir, pero pronto descubrí mi afición por las historias cortas. Un día, el primer “Cuento Fúnebre” vio la luz. Disfruté tras escribir cada cuento y me prometí que algún día escribiría un libro. Ahora es ese día.

Si te han gustado mis historias y reflexiones, te invito a conocer un nuevo sitio Web que he estado preparando. Uno en donde, además de continuar escribiendo mis cosas, comentaré mi progreso en los diferentes proyectos que me he propuesto.

eduardoferron.com