lunes, abril 27, 2009

pensaré en tí

Esta es, ahora, la historia de mis próximos días: me levantaré muy temprano por la mañana para darme cuenta de que mi cama está vacía, he dormido en soledad por unas horas y ya es momento de despertar, levantarme, fingir que me intereso por lo que ocurre a mi alrededor. Por que lo cierto es que estoy acabado, estoy vacío. Por dentro y por fuera. Ya nada tiene sentido, ni siquiera mis proyectos más queridos.

Pero he de levantarme. He de caminar un día más, para tratar de olvidar. Para tratar de entender que fuiste el inicio de todo. Mi catalizador. Mi sustento e inspiración. Mi vida. La razón de mis suspiros y mis sueños. La madre de mis deseos, reina de mis pensamientos. Fuiste mi alfa, pero no eres mi omega.

Tengo que aprender, cual niño en la vida nueva, que la vida sigue con o sin tí. Que mis pensamientos han de fluir siempre hacia el mismo lado. Hacia dentro y hacia fuera. Que mi ser no es mío, sino una parte de todo. Que lo controlo. Que me controlo. Que sigue mis ideas y mis pensamientos. Que es como yo quiero.

Mientras tanto, los días habrá de pasar. Me levantaré y caminaré al baño, en donde no he de encontrar tus cosas, tu perfume o fragmentos de tu aliento. Entraré a la ducha y me acostumbraré a la idea de que tu shampoo ya no esté junto al mío, que ahora tiene otro lugar. Tendré que aceptar que mi toalla ya no está junto a la del venadito. Que cuando salga, lo único que quede de tí será lo que conserve en mis recuerdos.

Los días pasarán y así mi vida pasará con ellos. Seguiré creciendo, desde luego. Estoy seguro de ello. Seré aquel que deseo, mi mayor logro será demostrarme a mí mismo que puedo. Que aquello que los demás dejeron que fué un sueño, ahora es parte de mi realidad. Por que, ¿sabes?, cada quien controla su realidad. Somos los amos de nuestra propia realidad, y por tanto somos realistas, en todo momento. Aún si para tí solo soy un loco persguiendo deseos.

Hoy me iré a la cama y soñaré contigo, como planeo hacer los días que me quedan por vivir. Soñaré nuestra vida juntos, tenemos mucho recorrido. Soñaré contigo y seré feliz en tí. De verdad deseo que encuentres aquela felicidad que te prometí, la que nunca pudiste ver. No te culpo, soy un misterio.

Hoy, mientras cierro los ojos y me preparo para la historia de mañana, te lanzaré un beso. No importa que no lo quieras contigo, estará ahí cuando lo necesites. Cuando sientas que puedes pensar en mí sin tener que odiarme.

.

2 comentarios:

  1. esto, que pones es taaaaaaaan cierto, ami me paso hace mas de un año, y exactamente, tal cual lo escribes es lo que siento y pienso todos los dias... felicidades, lograste decir todo aquello que yo he pensado por mas de 365 dias

    ResponderEliminar
  2. Ay maek, te mando un gran abrazo, los primeros días sin la otra mitad se sienten como los últimos, pero verás que ya saldrá el sol.

    ResponderEliminar

Se que es muy molesto esto de la verificación de comentarios, pero ya estoy cansado de tanto spam :(

CUENTOS, LIBROS Y OTRAS ANÉCDOTAS

Comencé este blog en el 2005, a manera de entretenimiento. Al principio no sabía que es lo que quería escribir, pero pronto descubrí mi afición por las historias cortas. Un día, el primer “Cuento Fúnebre” vio la luz. Disfruté tras escribir cada cuento y me prometí que algún día escribiría un libro. Ahora es ese día.

Si te han gustado mis historias y reflexiones, te invito a conocer un nuevo sitio Web que he estado preparando. Uno en donde, además de continuar escribiendo mis cosas, comentaré mi progreso en los diferentes proyectos que me he propuesto.

eduardoferron.com