lunes, abril 11, 2011

el dolor es parte del cambio

Llega el lunes muy temprano por la mañana y po puedo evitar sentirme emocionado. ¿Por qué? No tengo idea, nada bueno pasará el día de hoy, de hecho será un día muy difícil en la oficina y no, no me emocionan los días difíciles en la oficina. No me van a pagar hoy, no voy a salir, etc; nada bueno hay en el plan que pudiera hacerme sentir tal emoción, incluso ahora que me encuentro en la oficina a esta hora de la madrugada.

Tengo la impresión de que esta emoción obedece más al hecho de que he visto, en el lapso de las últimas 3 horas, que las cosas poco a poco van entrando en su sitio. ¿No les pasa que hay momentos en sus vidas en donde todo entra en un caos tal que ya no le encuentran ni pies ni cabeza? Momentos así son asfixiantes y la verdad es que uno nunca podrá acostumbrarse a esa sensación, y si lo hace probablemente sea porque se ha renunciado a vivir, que no es lo mismo que renunciar a la vida.

El dolor es una de las cosas que cuesta más trabajo asimilar. Aunque hay quienes viven para conseguirlo, la mayoría de nosotros pasa sus días tratando de evitarlo. No los culpo, es una de las cosas más complicadas en esta realidad universal. En lo personal trato de evitarla, porque cuando llega me hace pedazos el corazón y el estómago, aunque también trato de disfrutarla.

Hace agunos años bien hubiera dicho que el dolor no tiene sentido, pero ahora creo que el dolor es una reacción cuando una parte importante de nosotros experimenta un cambio. Mientras más drástico es el cambio, más intenso es el dolor. La alegría, por ejemplo, también acompaña los cambios, pero ese es otro condimento y más que nada es el deseado.

Lo cierto es que el dolor es una parte escencial en nuestras vidas. Quienes no lo experimentan tratan de compensarlo de muchas maneras, desde la típica novela hasta la autoinflicción. Es tan importante, que si una persona no recibe una dosis determinada pierde el deseo de vivir. Aunque, como todo en esta vida, el exceso de dolor puede ocasionar daños irreparables.

Creo que una persona debería aprender a aceptar el dolor como una parte importante de si misma. Debe aprender a asimilarlo y seguir adelante.

La imagen la tomé de aquí.
.

1 comentario:

  1. Efectivamente el dolor es necesario a veces, te ayuda a recordar que estás vivo, y que estás sintiendo, aunque eso haga parte de una vida superficial... igual, me gustó la reflexión que hiciste :)

    ResponderEliminar

Se que es muy molesto esto de la verificación de comentarios, pero ya estoy cansado de tanto spam :(

CUENTOS, LIBROS Y OTRAS ANÉCDOTAS

Comencé este blog en el 2005, a manera de entretenimiento. Al principio no sabía que es lo que quería escribir, pero pronto descubrí mi afición por las historias cortas. Un día, el primer “Cuento Fúnebre” vio la luz. Disfruté tras escribir cada cuento y me prometí que algún día escribiría un libro. Ahora es ese día.

Si te han gustado mis historias y reflexiones, te invito a conocer un nuevo sitio Web que he estado preparando. Uno en donde, además de continuar escribiendo mis cosas, comentaré mi progreso en los diferentes proyectos que me he propuesto.

eduardoferron.com