miércoles, diciembre 12, 2007

reflexiones sobre la vida

El otro día pensaba acerca de nuestra forma de referirnos a otros seres vivos como "animales" y llegué a la conclusión de que se trata de otra prueba más de que el ser humano es arrogante por naturaleza. Les voy a platicar algo que he observado en estos días:

La Niña ha venido muy temprano a desayunar -como todas las mañanas lo hace-, pero esta vez ha sido diferente: come muy poco y luego va en mi busca y comienza a maullar justo donde está la puerta de entrada a la casa (o salida, desde esta perspectiva). Muchas veces he abierto la puerta, pensando en que desea salir, pero ella nada más mira hacia fuera -como si intentara encontrar algo-, y luego vuelve a entrar a seguir comiendo. Lo ha hecho por muchos días, hasta el día de ayer, cuando encontré a otro gato debajo de Chevy -el auto de Vane-, es el gato que siempre viene detrás de ella y que siempre termino espantando.

Al principio, cuando la Niña comenzó a formar parte de esta familia, yo ponía su plato de comida en el jardín, ella comía un poco y luego el otro gato venía y se comía todo lo demás. Lo llamé el gato "gandalla", y desde entonces lo he ahuyentado.

No se lo que piensen ustedes, pero me da la impresión de que la Niña quiere que le dé comida también a él. Hoy, precisamente, llegaron juntos y como volví a ahuyentar al gato, la niña se fue detrás de él sin probar bocado. He llegado a pensar que son pareja, o -siguiendo la trama de alguna caricatura- el gato "gandalla" la utiliza para obtener comida, y ella lo permite. ¿Que de cosas no? A mí me parece una actitud bastante humana.

.

2 comentarios:

  1. buen post..
    hay gente que llama Especismo a ese afán del ser humano por sentirse superior.

    Es puro miedo que nos da de acercarnos a otras criaturas potencialmente más bellas y reales que nosotros.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Si hay un gato gandaya.

    ResponderEliminar

Se que es muy molesto esto de la verificación de comentarios, pero ya estoy cansado de tanto spam :(

CUENTOS, LIBROS Y OTRAS ANÉCDOTAS

Comencé este blog en el 2005, a manera de entretenimiento. Al principio no sabía que es lo que quería escribir, pero pronto descubrí mi afición por las historias cortas. Un día, el primer “Cuento Fúnebre” vio la luz. Disfruté tras escribir cada cuento y me prometí que algún día escribiría un libro. Ahora es ese día.

Si te han gustado mis historias y reflexiones, te invito a conocer un nuevo sitio Web que he estado preparando. Uno en donde, además de continuar escribiendo mis cosas, comentaré mi progreso en los diferentes proyectos que me he propuesto.

eduardoferron.com